Popular Post

Posted by : Leon Delgado lunes, 2 de diciembre de 2013


Antes que Brama creara el universo, toda la materia y energía estaban condensados en un pequeño punto, en medio del vacío absoluto, en este punto del tamaño de un puño se gesto Brama.

Cuando Brama nació, todo (Osea Brama) era pensamiento puro (Energía pura), cuando Brama fue creciendo y ordenando el universo poco a poco, la energía fue siendo separada en varias tipos de energías o fuerzas (Fuerza gravitacional, Magnética, Atómica, ...etc.), estas  fuerzas son las que hacen funcionar el universo, y las que lo mantienen en movimiento. Sin embargo con el paso del tiempo Brama creo a los Dioses, sus hijos, y les dio a estos su mayor secreto, la Palabra, el Nombre, la Idea.

La Idea
La magia es el conocimiento del primer pensamiento, cuando Brama nació esta era pensamiento puro, y fue su primer pensamiento lo que ocasionó la reacción que creo el universo. Este pensamiento es una palabra, un nombre, el nombre verdadero de Brama, el nombre de Dios. Esta palabra era muy poderosa, ya que poseía el poder que alterar el universo, o incluso destruirlo, asi que fue encerrada en un complejo acertijo de mil y un nombres, este acertijo es la clave para lanzar uno de los mas poderosos y miticos cojuros de Arcadia: el conjuro de Deseo.

 Este nombre es un secreto que solo los dioses conocen, y unos pocos magos han logrado acercarse a el. Según las leyendas este conocimiento estaba encerrado en un plano que solo Seraphic puede acceder, llamado la llama eterna. Durante la guerra divina Ashura creo las tablas de la creación, las cuales contenían este conocimiento y poder, haciéndolas uno de los más poderosos objetos mágicos de Arcadia, posteriormente estas fueron robadas por Tiamat, el dragon de la noche, quien las ingirió y perdió la cordura por su poder, desde entonces las tabas están seguras en el estomago de la mítica bestia.

 La magia mental
Pero ese no fue el fin de la palabra, ya que esta estaba presente en la obra de su madre y nos rodea en todo el universo. Pronto los Dioses descubrieron que el pensamiento era una forma poderosa de usar la palabra original, ya que esta era la representación de una Idea, así nació el primero de los tres tipos de magia, el más poderoso, la magia mental.

Los Dioses vieron que si encadenaban una serie de pensamientos podrían acercarse al pensamiento original de su madre, a la palabra, al nombre.

 Hasta ese momento los Dioses solo tenían acceso a conjuros divinos de una esfera más allá del alcance mortal, la esfera Divina (Dinarae), una magia concedida por el favor de su madre, y por lo tanto dependía de ella. Al crear la magia de la Hechicería, los Dioses podrían doblegar las leyes del universo a su gusto sin necesidad de su madre o su aprobación (O eso creían ellos...), esta era una magia más imperfecta y un poco menos poderosa, pero les gusto porque podrían hacer de su voluntad en el mundo. Brama vio esto y decidió darle libertad a sus hijos y observo en silencio sus obras.

El origen de la lengua
Entonces poco a poco los Dioses fueron creando a sus obras, algunas veces usando la magia divina, otras hechicería. Con el tiempo los Dioses desearon que alguien los adorara e hiciera su voluntad, así surgió la primera raza, los Elfos. Los Dioses querían que los recién creados Elfos pudieran usar la magia para que así pudieran obrar mejor, esto fue una discusión acalorada pero al final se decidió que se les permitirá poder aprender este arte, pero solo se les seria permitido poder aprender hasta el noveno nivel de magia y jamás se les enseñaba el conjuro del Deseo.

 Entonces surgió un problema, cuanto intentaron explicarle a los elfos la magia estos no entendieron, ya que ellos no usaban aun la mente ni los pensamientos para comunicarse, sino que usaban un primitivo dialecto vocal, fue entonces que se dieron cuenta los Dioses que deberían enseñarle a sus creaciones la magia de forma gradual.

 Entonces sobrevivo un conflicto, hasta el momento los Dioses solo se habían comunicado por pensamiento, nunca por lenguaje vocal, si deseaban enseñarle la magia a sus creaciones, deberían empezar de forma verbal, para esto deberían de usar un lenguaje común que fuera más pulcro y cercano a su pensamiento, pero los Dioses carecían de un lenguaje hablado ya que no habían pensado en uno hasta entonces.

 Pronto los Dioses decidieron que si le enseñarían el lenguaje y la magia a sus hijos debían de partir de la Palabra (la Idea) pero al mismo tiempo alejarse de esta lo suficiente para que estos no la descubrieran, ya que el lenguaje es el reflejo del pensamiento, así que distorsionaron la palabra y así crearon el lenguaje hablado y sus muchas variaciones. Los dioses vieron que el lenguaje era bueno y se lo enseñaron a todas sus creaciones, dándole un lenguaje propio a cada raza o criatura, y uno común a todas. Con el tiempo los Dioses le enseñaron a sus creaciones que si se decían una secuencia lógica de palabras podía desencadenarse una reacción en el mundo físico y mental emulando levemente el efecto de la Palabra original (La Idea), a esto le llamaron magia verbal, y fue el segundo tipo de magia.

La magia somática
Pero aun la magia verbal Era algo tosca, los dioses querían que sus creaciones pudieran dominar la magia mental para que así pudieran obrar mejor, por ello buscaron una forma de lenguaje que fuera el paso intermedio entre los dos tipos de magia, así con el tiempo vieron que algunas criaturas de ellos usaban signos para representar pensamientos e ideas, de esta forma inventaron la magia somática (con símbolos y signos). La magia somática paso ser el tercer tipo de magia.

 Los Elfos aprendieron los diferentes tipos de magia, con los siglos también aprendieron la magia divina los clérigos y de esta forma pronto le enseñaron a las otras razas, como los humanos y los Dragones, a usar esta poderosa herramienta que sus dioses les concedieron.
 Fue entonces que los Dioses vieron que sus creaciones aprendían rápido los dos tipos de magia que les habían enseñado y pronto los dominaron de forma casi perfecta, entonces decidieron que no era conveniente enseñarles la magia mental, ya que sin duda los mortales podrían acumular demasiado poder y se volverían peligrosos.

 Así fue que en Arcadia se creo y enseño a los mortales (elfos, humanos y demás) la magia, y de paso la lengua que hoy se habla en el mundo.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © D20 Leyendas de Arcadia - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -